mccvillarrica.cl
Usted está en: CRONOGRAMA 2017 arrow Temas de Formación arrow “EL CURSILLO COMO INSTRUMENTO DE EVANGELIZACION EN LA IGLESIA DE HOY”.
 
“EL CURSILLO COMO INSTRUMENTO DE EVANGELIZACION EN LA IGLESIA DE HOY”. Imprimir E-Mail
Escrito por Corresponsal   

Marta de Vergne

(Rollo para la 46ª Ultreya de Confraternidad Chileno-Argentina)

Carisma

Todos sabemos que el Movimiento de Cursillos tiene su propio Carísima. Dice la teología que un Carisma es un don que Dios da a quien quiere, pero no para el mismo que lo recibió, sino para que de él se beneficie la comunidad y la Iglesia. Por consiguiente veamos que en un Carisma podemos distinguir cuatro elementos esenciales:

Elementos

Primero: que es un don de Dios;

Segundo: que fue dado a una persona o a un grupo en concreto;

Tercero: para los hombres y la Iglesia, y

Cuarto: reconocido por la jerarquía.

Cuatro elementos de un Carisma, y no cabe duda que todos los aquí presentes podemos confirmar que, estos cuatro elementos están muy claros desde que el Obispo Hervás los bendijo, no con una mano, sino con las dos manos y a partir de ese acontecimiento todos los Papas desde las décadas de los años 40, de alguna manera u otra han reconocido al Movimiento como un instrumento efectivo de evangelización. Reconocimiento

Desde el principio de la década de los años 40, se empezó a destacar como un verdadero instrumento de evangelización e inclusive por obra del Espíritu Santo, se adelantó un poco a los tiempos presentando lo que nuestro querido Juan Pablo II, después llamó la Nueva Evangelización, y se adelantó, puesto que desde sus principios el Carisma del Movimiento de Cursillos presenta una evangelización ardiente, una evangelización dinámica y llena de fervor; desde sus principios se destacó por una mentalidad que está basada objetivamente en el Evangelio y en el sentido común, y subjetivamente en la Fe y la persona... Finalidad

... También por su finalidad que siempre ha sido la de evangelizar los ambientes a través de la evangelización integral de la persona y, desde luego que teniendo muy claro en nuestra mente que cuando hablamos de ambientes, nos estamos refiriendo al metro cuadrado, pero al metro cuadrado móvil.

Ambientes Cuando hablamos de ambientes normalmente nos vamos a las estructuras, dicen: el ambiente de parroquia, el ambiente del trabajo, el ambiente de la familia, el ambiente de aquí, de allá; no señores, es el metro cuadrado donde nos movemos continuamente, yo me muevo para acá y se mueve este metro cuadrado, hago para acá y se mueve este metro cuadrado; es lo que llamo el metro cuadrado móvil, o sea que donde quiera que estemos allí está nuestro metro cuadrado. Esta interrelación constante que tenemos con todos los que están a nuestro alrededor, es la realidad normal y natural de nuestra vida cotidiana, no lo que es el ambiente. El énfasis de la mentalidad, la esencia, metodología y finalidad del Movimiento de Cursillos siempre ha sido la persona y no el personaje...

... ¿Qué quiere decir esto?, que Dios ve la persona por lo que es y los dones que Él mismo le dio y no por el personaje que realiza en la vida, que también es válido, y tiene que desarrollarse de la mejor manera posible; sea como doctor, ingeniero, campesino, cualquier otra cosa. Aquí lo más importante es que sin importar cual sea nuestro personaje en la vida, ante los ojos de Dios todos y cada uno de nosotros somos iguales y tenemos el mismo derecho de saber que Dios en Cristo Jesús nos ama y nos sigue extendiendo su brazo grande para brindarnos su amistad, sin importar lo que fuimos o seguimos siendo, Él sigue esperándonos a cada uno de nosotros...

... El Carisma del Movimiento de Cursillos como instrumento de evangelización valora la dignidad, los dones y los atributos de cada persona, de la misma manera que Jesucristo lo viene haciendo desde el principio de la historia. Y es porque el mundo Interior de las personas, en el mundo interior de cada persona es donde Dios ha situado lo más bello y maravilloso de su creación, su propia persona, ¡Fíjense ustedes, su propia persona!... Libertad

... Otro elemento que describe el Carisma del Movimiento como instrumento de evangelización es la libertad. El Movimiento respeta la libertad integral de cada persona de la misma manera que Cristo respeta la libertad de todo ser humano, porque sólo en la libertad, el hombre refleja su calidad de persona. Si alguien intenta motivar a una persona desde afuera no hace más que despersonalizarla, pero si alguien acierta a descubrir y despertar su verdadera motivación interior, le ayuda a que vaya siendo persona, a que se sienta alegre por ir siéndolo, y a que tenga el buen gusto, ilusionado, de ir ejerciendo con lucidez y dinamismo todas sus cualidades, siempre en desarrollo constante hacia la plenitud.

Y es que el Carisma del Movimiento nunca te dice, nunca te manipula y menos te obliga a ser absolutamente nada; a través de su metodología kerygmática te hace saber simplemente que Dios en Cristo Jesús te ama, es todo, y te ama tanto que está dispuesto a ofrecer su amistad incondicionalmente y este mensaje quiero que sepan, es transmitido a través de la amistad, a lo más profundo de cada uno de nosotros, nuestra propia persona. Pero en ningún momento se inventa nada. Ni nos crea ninguna responsabilidad, fíjense que bonito, no nos crea ninguna responsabilidad. Al contrario, nos da la posibilidad de ver a Cristo de diferente manera, así como también el que nos demos cuenta que las personas son buenas, que la vida es bonita y que vale la pena vivir. La única responsabilidad que el Carisma te recuerda es la que nosotros obtuvimos en nuestro propio Bautismo; en ese momento en que el Espíritu Santo entró en nosotros, que nos convirtió en hijos de Dios, en hermanos de Cristo y miembros activos de su Santa Iglesia. Pero aparte de esto el Carisma respeta la libertad total y la vocación de toda persona que asiste a un Cursillo de Cristiandad.

Otro elemento que describe claramente al Carisma del Movimiento como instrumento de evangelización es el amor de Cristo que se vive, se convive y se predica en todas las fases de su metodología, porque hay que estar consciente de que el hombre siempre anda en busca de amor y cuando lo encuentra en una forma incondicional, lo motiva a seguir buscando y a medida que lo va encontrando se da cuenta de la necesidad de compartirlo y al empezar a compartirlo se da cuenta que se multiplica enormemente.

Miren, yo les decía anteriormente que el mensaje del cursillo es que Dios en Cristo Jesús nos ama y eso es todo. Y este mensaje es admitido a través de la amistad, pero una amistad verdadera, porque esta amistad verdadera es otra característica del Carisma del Movimiento como instrumento de evangelización, porque la amistad es la forma más profunda de convivencia. Una relación de amistad es la forma más genuinamente humana, más genuinamente evangélica de comunicación entre los hombres, es comunicarse con el otro que es persona; no por sus cualidades concretas, o por su posición social; sino porque es él, porque es alguien. Todo esto lleva a la convicción total de lo que significa ser hijo de Dios, hermano de Cristo y miembro activo de su santa Iglesia. Nos lleva a la conclusión y convicción de que somos Iglesia en nuestro metro cuadrado, no en la Iglesia de piedra, no en la Iglesia institucional, con todo respeto; sino donde andamos nosotros, en nuestro metro cuadrado movible, allí es donde somos Iglesia y ahí es donde el Movimiento pretende que seamos Iglesia.

Pero miren, cuando la capacidad de asombro, unida a la capacidad de convicción y decisión se utiliza afectivamente, se expresa y se patentiza la dimensión de la persona. Volvemos a la persona, porque todo esto es para beneficio de ella. Porque si no lo somos, si no somos valorados como tales, si no reconocemos nuestros talentos, qué clase de cristianos podemos ser y si no somos cristianos qué clase de cursillistas seremos?... Porque, ese es el proceso; ser hombre, ser cristiano y después se opta por seguir el Movimiento, ser cursillista.

Al estar conscientes y convencidos de esta verdad, nuestra naturaleza humana que por estar conectados con Cristo Jesús se convierte en divina, nos impulsa a tener una actitud total e integralmente sincera; porque para encontrarnos a Dios tal como es, necesitamos presentarnos a Él tal como somos. Por consiguiente insinceridad también viene a ser otro elemento que describe al Carisma de Cursillos y confirma su existencia como instrumento de evangelización. Conste que aquí estamos hablando de una sinceridad que debe existir como persona, como cristiano y después como cursillista; porque si no somos sinceros con nosotros mismos, si no valoramos y nos aceptamos como somos, si no podemos ser verdaderos cristianos y tratarnos con una verdadera sinceridad, qué clase de cursillistas podemos hacer, qué clase de cursillistas podemos ser. El Carisma nos invita a ser totalmente sinceros con nosotros mismos y con los demás, porque cuando el pasado no es encajado, aceptado y asimilado, la persona distorsiona la visión de su propia realidad. Además todos sabemos y estamos convencidos, espero, que los cursillos no son para que existan cursillistas, sino para que existan mejores cristianos, conscientes de su propio compromiso de bautizados y respondiendo a su propio llamado, a su propia vocación.

Pienso que no sería muy honesto que esta vocación fuera manipulada o dirigida por algún Dirigente del Movimiento de Cursillos. Por muy dirigente que pueda ser, el único que puede dirigir e iluminar esta vocación es Cristo, es Cristo únicamente, y esta vocación tiene su principio cuando el amor de Cristo se encuentra con la libertad, con la originalidad y la creatividad del hombre. Y para entender estos elementos que describe el Carisma de este bello Movimiento y este bello instrumento de evangelización es necesario tener un criterio bien fundado: tratar de tener la intención y la reacción adecuada o sea evangélica ante las situaciones dadas y las que devienen.

Dicen que el verdadero cristiano no se conoce por sus acciones, sino por sus reacciones. Esta clase de criterio consigue que las normas, las reglas y técnicas no ahoguen al Espíritu. Cada vez que surge el Carisma, nace una mística y después se crea una organización para desarrollarla; pero con el tiempo, si no existe un criterio bien fundado, la organización con todas sus reglas y reglamentos se come totalmente a la mística y se empieza a desviar el Carisma.

Más importante que las reglas es el amor de Cristo, más importante que las normas es la libertad que el mismo Dios nos ha dado, más importante que todo es el sentido común; y el sentido común muchas veces se nos olvida, porque conocemos las reglas. Pero sepamos que todas las reglas, todas las leyes que existen, existen para el bienestar de las personas y cuando esta ley o esta norma empieza a destruir la dignidad, la libertad ya no sirve.

Espero que hablemos únicamente de servicio, del amor y la amistad de Cristo, que es lo que garantiza el Carisma del Movimiento.

... Un buen criterio es de suma importancia para la fidelidad de un buen Carisma y un buen criterio no se forma automáticamente, sólo por Gracia de Dios. Desde luego que la Gracia de Dios es importante y esencial para tener un buen criterio, pero también es esencial que nosotros estudiemos y más que nada vivamos todo lo habido y por haber sobre nuestra propia fe, religión, doctrina... Para esto tenemos las Sagradas Escrituras, Encíclicas de los Papas, Concilio Vaticano II, que tanto nos ayudan en la vida real. Necesitamos conocer nuestra realidad. Realidad Hoy

Tienen alcance global con diferencias y matices que afectan al mundo entero, el fenómeno de la globalización.

La historia se ha acelerado, los cambios son vertiginosos impactando los ámbitos de la vida social, cultural, la economía, política, educación, deporte, arte, etc.

La realidad del ser humano cada vez se hace más opaca y compleja trayendo una crisis de identidad y de sentido.

Los Medios de Comunicación Social nos presentan nuevas imágenes, atractivas y llena de fantasías, retroalimentando la ansiedad, desorientación del hombre.

Nueva colonización cultural por la imposición de nuevas culturas artificiales, despreciando las culturas locales y tendiendo a imponer una cultura homogeneizada en todos los sectores.

El hombre no se siente responsable, prefiere vivir el día a día, sin programas a largo plazo, ni apegos personales, familiares y comunitarios.

Las relaciones humanas se consideran objetos de consumo, llevando a relaciones afectivas sin compromiso responsable y definitivo.

Violencia familiar, narcotráfico, violaciones, explotación, desocupación, inseguridad. Adicciones.

Las nuevas generaciones son afectadas por la cultura del consumo creando también en ellos la incertidumbre.

Emergen en este cambio cultural nuevos sujetos con nuevos estilos de vida y manera repensar, de sentir, de percibir, con nuevas formas de relacionarse. Son productores y actores de la nueva cultura.

Culturas urbanas híbridas, dinámicas y combatientes, puede amalgamar múltiples formas, valores y estilos de vida.

Cinturones de miseria, problemas de migrantes e emigrantes dejando ambos, sus raíces, sus familias, sus amores, sus identidades. Este hombre multifacético es nuestro candidato, pero también esta realidad la vivimos nosotros, en nuestro metro cuadrado, en nuestras familias, etc.

Frente a estas realidades Benedicto XVI enfatiza "Como en todos los campos de la actividad humana, la globalización debe regirse también por la ética, poniendo todo al servicio de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios, una globalización marcada por la solidaridad, por la justicia, por el respeto a la dignidad de la persona sólo quien reconoce a Dios, conocerá la realidad y puede responder de un modo adecuado y realmente humano capaz de iluminar esa realidad de tal modo que pueda desenvolverse en ella con libertad, alegría, con gozo y esperanza".

... Toda esta teología, toda esta doctrina, tenemos que saber cómo aplicarla en la realidad de nuestra vida, en lo cotidiano. No puede haber divorcio entre fe y vida. El cristiano es cristiano las veinticuatro horas del día.

... Pero bien, y claro si después de ver un buen dirigente, después de estar al tanto de toda nuestra doctrina católica; Si ustedes, nosotros, yo, hemos optado por ser Dirigente del Movimiento de Cursillos de Cristiandad y usar este instrumento para evangelizar, pues caramba, es obvio, es lógico que yo quiera saber cómo funciona...

.. Como Dirigente del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, necesito estudiar todo lo habido y por haber sobre el Carisma; de esta manera tendremos un mejor criterio para interpretar nuestro libro de Ideas Fundamentales y aplicarlo más fiel y apropiadamente; hay que reconocer que aunque es una buena guía, no es tan fácil de entender. Aún no he encontrado un cursillista recién salido de un cursillo que me diga que pudo leer bien el libro Ideas Fundamentales: lo agarran, lo leen y lo tiran. No lo entienden.

... Hoy más que nunca la Jerarquía está valorando la inmensa cantidad de Cansinas que tiene la Iglesia Católica a través de los Movimientos Eclesiales y nuevas Comunidades, y tanto la Jerarquía y los Dirigentes de los distintos Movimientos nos estamos dando cuenta cómo el Espíritu Santo está contestando a las necesidades de la Iglesia de hoy a través de la creación de estos Carismas. Nosotros como Dirigentes, no tenemos ningún derecho de cambiarlos o modificarlos para responder a los signos de los tiempos. El Espíritu Santo ya está respondiendo a los signos de los tiempos...

... Esta formación de los Dirigentes del Movimiento de Cursillos es lo que nos mantiene «unidos en la caridad como cauce de santidad y comunión», y yo les aseguro que con un criterio bien formado de lo que es nuestra fe, lo que es nuestro Carisma, fácilmente podremos proyectar una vida, que será el resultado de habernos « encontrado con el amor y la amistad de Dios en Cristo Jesús; y esta presencia de Cristo en nuestra vida, viviéndola con toda naturalidad y dentro de la normalidad en el terreno donde Él mismo nos planta, es lo que más describe el Carisma de nuestro Movimiento y lo confirma como instrumento evangelizador de la Iglesia...

... Estos elementos caracterizan el Carisma de nuestro bello Movimiento. Necesitamos reconocerlos: sinceridad, normalidad, vida, alegría... necesitamos encontrarlos en cualquier parte de su metodología, ya sea en el pre cursillo, en el cursillo, en el post cursillo.

... En el último Encuentro Mundial de Cursillos el lema fue «La belleza de ser cristiano y la alegría de comunicarlo». Me encantó porque ese precisamente es el Movimiento de Cursillos. Con su Carisma nos ayuda a descubrir la belleza de ser cristiano y nos llena de fervor, de gozo para comunicar de forma alegre, el amor de Cristo con una sonrisa, ese Cristo que está en nosotros, está en nosotros desde nuestro Bautismo, entonces veremos todas las cosas desde la perspectiva de Cristo, desde la perspectiva del amor y la amistad de Jesucristo... Conclusión

El MCC es un instrumento de evangelización de ayer y de hoy.

Es misionero desde su origen, porque la misión del cursillista como miembro activo de la Iglesia es hacer presente a Cristo en el mundo, en su metro cuadrado móvil es el campo de su propia misión, "Florece donde Dios te Colocó"

El MCC desde el principio con Bonin y los fundadores nos invita a ser discípulos de Cristo, haciéndonos tomar conciencia de nuestro bautismo y que debemos vivir nuestra vida cristiana, la gracia conciente, creciente y compartida.

Nos da un trípode para apoyar nuestro camino y dos elementos esenciales para nuestra perseverancia Reunión de Grupo y Ultreya.

El MCC es hoy un instrumento de evangelización en la Iglesia, no es nada más ni nada menos que reafirmar y realizar el Carisma que el Espíritu Santo le dio

María discípula y Misionera. Es la que escucha, acepta y obra. "Haced lo que el os dice" Ella nos marca el camino ser discípulos misioneros, escuchamos, aceptamos y obramos en nuestro metro cuadrado Bibliografía

  • "Lineamientos Básicos Oficiales del MCC de la Argentina para el Cuatrienio 2006-2010".
  • "V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe", Aparecida. Páginas 47al 51; 25 al 60; 130 al 140
  • "Evangelio"
 
< Anterior   Siguiente >
 
 
   
   
 
Acerca de | Mapa del Sitio | Contactos | © 2017 mccvillarrica.cl
Funciona mejor con FireFox